Compra en nuestras tiendas

4 Posiciones para amamantar cómodamente

Los expertos aseguran que el bebé cuando nace tiene el instinto de amamantar pero la madre debe aprender y esa es la parte en la que nos vamos a centrar. Antes que nada es importante que la posición con la que te sientas más cómoda sea la ideal para ti. Pero independientemente de la posición que escojas, es primordial que el agarre del pecho de tu bebé sea correcto. Cuando tu bebé tome el pezón asegúrate de que agarra en su boca gran parte de la areola, no debes sentir dolor cuando toma. La boca bien abierta, los labios alrededor de la areola con la lengua debajo del pezón y con la nariz y la barbilla tocando tu pecho. No te angusties, es cuestión de práctica.

A continuación puedes encontrar 4 posiciones típicas de lactancia que pueden ayudarte en esta importante tarea.

Posición Clásica o Tradicional

Posición Clásica o Tradicional: Es una de las más utilizada por las madres, siéntate en un lugar cómodo, es muy recomendable apoyar al bebé en una almohada para amamantar y recuéstate recta, que tu espalda esté apoyada y cómoda. Coloca a tu bebé de lado, es decir que su nariz quede frente a tu pecho y su barriguita pegada a la tuya.

Posición recostada

Posición recostada: Esta es muy buena en especial cuando despiertan en las mañanas y estas todavía con pereza de levantarte, también te ayuda a relajarte en las noches mientras amamantas. Recuéstate de lado, puedes apoyarte en almohadas o poner una entre tus piernas para mayor soporte, coloca a tu bebé acostado frente a ti, barriga con barriga y recuerda, su naricita pegada a tu pecho. Es importante que siempre tengas tu mano en la espalda de tu bebé soportándolo y sobre todo, no se recomienda esta postura cuando estás muy cansada para evitar que puedas dormirte y tu bebé quede desatendido

Posición cruzada

Posición cruzada: Es muy parecida a la clásica pero esta vez sostienes a tu bebé con el otro brazo en lugar de apoyarlo en el mismo que esta acostado. Es decir, si se está dando el pecho derecho, se apoya con el brazo y mano izquierdo al bebé. Como en las anteriores, cuida de que la nariz de tu bebé y su barriga estén frente a ti.

Posición invertida

Posición invertida: Esta posición es muy buena en especial si el bebé nació por cesárea, o si se tienen gemelos. Coloca a tu bebé boca arriba hacía ti, pero con su nariz a nivel de tu pezón, bajo tu brazo y con sus pies hacía afuera. Apóyate con una almohada de amamantar mientras sostienes con tu mano la cabecita y cuello de tu bebé. Es ideal si te sientas cómodamente semi-reclinada, y tu bebé esté frente a ti, no mirando hacía el techo. Esta postura es ideal para vaciar los costados externos del pecho

Mira todos los productos en Babymarket para ayudarte en este maravilloso proceso de la lactancia materna haciendo clic aquí

Leave a Comment