Compra en nuestras tiendas

Decoración navideña segura para tus hijos

 

Escrito por: D.I. Eduardo Medina – Morada Segura

La decoración navideña puede aumentar los accidentes infantiles en el hogar por diferentes motivos. Sigue nuestros consejos para que decores tu hogar de una forma segura y puedas pasar una navidad tranquila y feliz en familia.

Lo primero que debes aprender, es que los objetos decorativos NO son juguetes. Así los hayas comprado en otro país, sean finos, de buena marca y costosos, no fueron homologados como juguetes, sino como objetos decorativos. Un juguete seguro debe cumplir varias normas de seguridad para salir al mercado, pero un objeto decorativo no tantas o tan estrictas, porque es un objeto que se supone no entra en contacto directo con los niños. Para darte un ejemplo, a una muñeca no se le puede desprender la cabeza tan fácilmente porque sería peligrosa para un menor, pero un Papá Noel de adorno si se le podría desprender si un niño la hala, porque se supone que es un adorno que nadie debe manipular.

Teniendo esto claro, la primera recomendación es que elijas elementos decorativos que no sean tan frágiles, que no se rompan fácilmente, que no se les salga nada del relleno (si tuvieran), que no sean de vidrio o cerámica, entre otros, tratando de reducir el riesgo si accidentalmente llegaran a las manos de tu hijo.

Ubica los elementos decorativos navideños fuera del alcance de tus hijos.

Si tienes bebés, evita que toquen el árbol de navidad, si son más grandes, enséñales que el árbol no se toca. Suceden muchos accidentes porque los niños tumban o se les cae el árbol encima.

No pongas los regalos en el árbol antes del 24. Los niños son curiosos y querrán abrirlos. Podrías tener dentro de las cajas cosas como botellas de licor, elementos con cuerdas, comida, objetos que se pueden romper, etc.

Decora con elementos grandes, evita piezas pequeñas que quepan por el orificio de los colgapuertas de Morada Segura o por un tubo de papel higiénico, para evitar accidentes por asfixia.

Evita las decoraciones con escarcha, si se ingiere puede ser tóxica.

El pesebre también es un elemento decorativo, ubícalo fuera del alcance de los niños. Algunos riesgos comunes en un pesebre: algodón, agua, espejo, piezas pequeñas, piedritas, arena, entre otros.

Es mejor que te abstengas de decorar con comida. La gente suele poner en las mesas, dulces, chocolates, galletas, frutas, nueces…

No decores la mesa con manteles o caminos de mesa, ya que los niños tienden a halarlos y les puede caer todo lo que está encima. Es mejor optar por los individuales.

Todos los cables o cuerdas más largos de 18 cms. son potencialmente peligrosos para los niños. Organiza todos los cables de la iluminación navideña de tal forma que queden fuera de su alcance. Sigue la misma recomendación para las guirnaldas.

Si te gusta decorar los muebles con cojines navideños, asegúrate que nada se les desprende y que no existe la posibilidad de que los niños accedan al relleno, que de llegarse a ingerir, podría ser muy grave.

Si tienes elementos decorativos con pilas, verifica que la tapa de las pilas tenga un tornillo de seguridad para evitar que los niños las ingieran accidentalmente.

Si decoras con velas, no las enciendas y nunca dejes al alcance de los niños los fósforos o encendedores.

Mantén guardados los instrumentos para la novena y procura no tener instrumentos caseros como por ejemplo una maraca hecha con un frasco relleno de frijoles. Si se rompe el frasco los niños se pueden cortar o si lo destapan se pueden atorar con los fríjoles.

Recuerda que nada reemplaza la supervisión constante de un adulto. Acompaña siempre a tus hijos para prevenir accidentes y pasa una feliz navidad y un feliz fin de año.

Tags:

Leave a Comment