Compra en nuestras tiendas

¿Cuándo sostendrá tu bebé la cabeza?

 

Escrito por Sandra Patricia Aguja

Para que tu bebé sostenga y controle los movimientos de su cabeza, deberá adquirir fuerza y dominio en sus músculos cervicales. Esta capacidad es crucial en su desarrollo motor, porque le permitirá mantener la cabeza erguida, para luego sentarse, gatear y caminar.

Al nacer, tu bebé no sostiene la cabeza porque sus músculos son muy débiles y no los ha ejercitado lo suficiente; pero a medida que pasan los días, notarás que si lo acuestas boca abajo será capaz de girarla hacia el lado de su preferencia o levantarla por momentos, para mirar a su alrededor. Este gran logro en la vida de tu hijo es el primer paso para mantenerla firme y sostenerla, pero sobre todo, para alcanzar otros desarrollos motores, igual de importantes para su vida, como sentarse, gatear y caminar.

 

¿Cómo puedes ayudarlo?

Para que a sus seis meses tu bebé alcance el control de su cabeza, gracias a la madurez de sus músculos cervicales, es importante que también le hayas proporcionado el ambiente y los estímulos ideales para que este desarrollo se dé sin contratiempos, como acostarlo boca abajo cuando esté despierto y colocarle juguetes delante suyo, para llamar su atención, y motivarlo a alzar su cabeza.

 

  • Al nacer. Cuando esté despierto cámbialo de postura de vez en cuando. Déjalo por ratos boca arriba y juega con él (cántale, enséñale juguetes, sonríele, etc., porque lo que más desea tu bebé es mirarte a los ojos), y por unos minutos acuéstalo boca abajo en su cama, en tu estómago o sobre tus piernas, donde se sienta más cómodo, ya que desde esta postura podrá ver el mundo de otra manera. Mantenlo en esta posición hasta que observes que está cansando, porque no es necesario forzarlo. (Bajo ningún motivo lo dejes solo).
  • Dos meses. Continúa acostándolo boca abajo cada vez que esté despierto, porque con sus avances y perfeccionamiento de sus movimientos, mantendrá la cabeza por más tiempo elevada y comenzará a apoyar sus antebrazos para levantar el tórax, ya que su mayor deseo es observar todo lo que le llama la atención.

Con el pasar de los días, apoyará completamente los antebrazos y sostendrá la cabeza arriba y podrá moverla de lado a lado. Este avance lo logrará hacia el tercer mes.

  • Cuarto mes. Cuando esté acostado boca arriba, tómalo de sus manos y ayúdalo a levantase o sentarse. Como le gustará estar por más tiempo incorporado, apóyalo en almohadas para que esté sentado por un rato. Pero un consejo: jamás lo dejes solo porque en cualquier momento podría caerse. Estando boca abajo controlará mejor su cabeza, la levantará y la mantendrá erguida
  • Seis meses. El control sobre su cabeza se hace muy evidente, ya que es capaz de mantenerla quieta y erguida. Cuando está acostado puede levantarla, y si lo sientas, sostiene perfectamente su peso, adquiriendo la mejor posición para comer alimentos sólidos.

 

¿Cuándo debo preocuparme?

Aunque los bebés no son completamente iguales en la evolución de su maduración (unos son más rápidos que otros), es conveniente que consultes al pediatra si a los tres meses –como máximo cuatro–, tu bebé no logra sostener la cabeza.

 

¿Debo evitar algún riesgo?

Mientras tu bebé alcanza el control de su cabeza, siempre que lo levantes, alces o apoyes, es conveniente que le sostengas la cabeza y apoyes su cuello en tu mano para evitar, que de manera brusca, se le vaya para los lados o hacia delante o atrás, ya que estos movimientos fuertes o un golpe en su cabeza pueden ocasionarle lesiones serias y permanentes en su cerebro, ya que es muy frágil.

 

Por eso, como estímulo, no se recomienda que los bebés utilicen saltadores o que se levanten de forma brusca por encima de la cabeza de los adultos. Asimismo, es importante evitar zarandearlo o simular lanzarlo por el aire o que haga volteretas violentas.

 

Recuerda que el mejor ejercicio para que tu bebé fortalezca los músculos del cuello es acostarlo boca abajo, pero nunca cuando esté dormido, porque de acuerdo con la Academia Estadounidense de Pediatría, los bebé deben dormir boca arriba porque reduce el riesgo del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.

 

NOTA IMPORTANTE: Los artículos de vida de padres son escritos por conocedores del tema, pero siempre es recomendable consultar con un especialista, recuerda que estos temas son generales y no todos los bebés son iguales y no se puede recomendar casos individuales.

Tags:

Leave a Comment