Compra en nuestras tiendas

Bajar de peso después del embarazo

Antes que nada ten en cuenta que tu cuerpo necesita tiempo para recuperarse del embarazo y del parto, además si estas lactando necesitas alimentarte bien, así que no debes comenzar ninguna dieta tan pronto tienes a tu bebé.

Por tanto espera mínimo tres meses, para cuidar las calorías que consumes. Muchas mujeres bajan de peso naturalmente al amamantar. Comienza una dieta saludable alternada con ejercicio. Recuerda que debes cuidarte más que antes de quedar embarazada, en especial si estas dando pecho, no puedes hacer una dieta muy estricta ya que tu bebé también se esta alimentando de ti. Ten en cuenta que la mayoría de las mamás lactantes necesitan alrededor de 2.000 calorías al día.

No saltes comidas y asegúrate de comer en la mañana, un buen desayuno ayuda a que tengas la energía y fuerzas que necesitas en el día, es más, varias comidas cortas y saludables durante el día te mantienen activa y sin comer demasiado. Escoge alimentos ricos en fibras y bajos en grasas, en especial evitar los de grasa saturada, es decir las que se encuentran en comidas procesadas, enlatados, fritos, salsas y comida rápida. También aliméntate de alimentos integrales, frutas y verduras frescas. Se recomienda tomar lácteos bajos en grasa y evitar los dulces, no se trata de anularlos del todo, pero si reducirlos.

Es importante que te mantengas hidratada, se recomienda beber alrededor de 8 a 10 vasos de agua, puedes tomar jugos naturales pero ten en cuenta la cantidad de azúcar que tienen. Esto es fundamental, debes mantenerte bien hidratada en especial si estas amamantando.

Cómo se mencionó anteriormente, la lactancia ayuda mucho a bajar de peso. También hay que tener en cuenta que después del parto se pueden perder hasta 7 kilos equivalentes al bebé, líquido amniótico, placenta y útero. Después de deshinchan las partes de tu cuerpo que se habían hinchado con el embarazo y tu vientre disminuye.

Puede que parezca difícil, porque por un lado deseas perder peso pero por el otro estas alimentando y cuidando a tu bebé y no puedes hacer dietas excesivas. La clave es ejercicio y no excederte. Sí alimentarte sanamente pero sin excesos. El ejercicio también ayuda mucho, pero es recomendable consultar con el especialista antes de comenzar una serie de ejercicios para saber si tu cuerpo ya esta preparado para ello y no existe ningún riesgo, en especial si tuviste una cesárea. Dentro de los ejercicios que pueden recomendarte hacer esta caminar, nadar, trotar inclusive con el coche de tu bebé o hacer yoga y Pilates.

Nota importante: Por favor recuerda que lo más importante es siempre consultar con un especialista lo que es mejor para ti, ya que no todos los cuerpos son iguales.

Tags:

Leave a Comment