Compra en nuestras tiendas

Belleza durante el embarazo, qué es seguro y qué no

Desde que comienza un embarazo la futura mamá comienza a tener dudas sobre el cuidado que debe tener durante estos meses. Primordialmente se cuidan de su nutrición y de asistir a las citas médicas para verificar el desarrollo del bebé. Pero qué pasa con las cosas que están acostumbradas a hacer antes de quedar embarazadas, ¿qué puede ser peligros y qué no para el bebé?

A continuación te enumeramos las principales dudas que existen sobre tratamientos de belleza durante el embarazo:

 

Pintarse el pelo durante el embarazo

 

A pesar de que no esta científicamente comprobado que hace daño teñirse el cabello, la mayoría de los expertos recomiendan pintarse el pelo con tintes vegetales y después del segundo trimestre que es cuando el bebé esta un poco más formado. Igualmente revisa que no tengan ingredientes químicos ya que algunas veces los pueden tener, ojo especialmente con el plomo o mercurio y, que el lugar donde lo realizas tenga suficiente ventilación.

 

Hacerse manicure y pedicure durante el embarazo

 

No existe ningún problema en arreglarte las uñas siempre y cuando sea en un lugar seguro e higiénico. Asegúrate de que los implementos que utilicen sean desinfectados y las limas y palitos que no se pueden esterilizar sean nuevos. También los recipientes donde pones tus manos y pies sean totalmente desinfectados, en muchos lugares colocan un plástico especialmente para ti. También la persona que te la hace debe tener guantes y tapabocas y asegúrate de advertirle que no te vaya a cortar ni a quitar las cutículas ya que estas protegen tus uñas.

 

Depilarse con cera durante el embarazo

 

No existe ninguna advertencia para depilarse, pero si tienes que tener en cuenta que estas más sensible que nunca así que durante el embarazo puede ser más doloroso hacerse cera, en especial en el área del bikini.

 

Utilizar tacones altos durante el embarazo

 

Nadie prohíbe en sí el uso de tacones altos, pero no se recomiendan ya que pueden ocasionar caídas o torceduras de tobillo. No es lo mismo caminar con el peso al que estas acostumbrada a caminar ahora con una barriga que crece cada día. Además, utilizar tacones ocasiona de por sí que camines con la espalda hacia atrás para compensar el peso que da hacia delante el usar los tacones y si a esto le sumas la posición de la barriga que causa el mismo efecto, el dolor de espalda se puede incrementar. Así que lo más aconsejable es usar tacones bajos, por poco tiempo o zapatos bajos y cómodos.

Tags:

Leave a Comment