Compra en nuestras tiendas

Los 1000 y un día del último mes de embarazo

Hay cosas largas en la vida como unas películas, carreteras y libros que parecen no tener fin. Lo que el viento se llevó con más de 3 horas o en busca del tiempo perdido de Marcel Proust con mas de 9 millones de caracteres. Pues bueno, para que sepan nada se compara con ¡el último mes de embarazo!!!! Un mes de 30 o 31 días se convierte en un año, los días en semanas, los minutos en horas. El tiempo no parece avanzar.

Varias cosas hacen que este fenómeno suceda:

  • La barriga esta muy grande: aunque hay mujeres que caminan raro desde antes de los 8 meses, durante este mes nadie se salva. Llega lo que se denomina el caminado pato, que además de verse poco elegante limita la movilidad y el desplazamiento.
  • Aprovecha para dormir pero no puedes dormir: Es el consejo más común que recibe una mujer embrazada en el calle. Duerme, duerme y duerme. Yo soy buena para dormir, dirá que prodigiosa, y me ha costado mucho descansar en las noches durante estos días. Acomodarse es mas difícil, las despertadas al baño son incontables y por ultimo los sueños. Los sueños están mas vivos que uno y, de las cosas más absurdas. Me da hasta pena contarlos.
  • El ahogo y la acidez no dejan hablar ni comer: Dos de los placeres más simples de la vida se ven afectados. Caminas dos pasos literalmente y pareces agitada como después de correr la media maratón de Bogotá. Tienes ganas de comer pero después se viene un pequeño infierno en la esófago. Para las dos cosas hay solución sentarse y un antiácido.
  • Vestirse es una proeza: ¡Nada te queda! La ropa de embarazo ya esta estirada y las camisas que son batas parecen vestidos apretados. Uno no se reconoce en el espejo y es difícil acordarse como era el cuerpo y la cara antes de estos meses. Existe la sensación que las cosas nunca volverán a su lugar.

 

IMG-20160825-WA0000

 

Es duro sí, pero es el final de uno de los caminos más lindos que el cuerpo en su vida va a recorrer. Paciencia, respira y espera. He recolectado varios consejos de qué hacer con este tiempo interminable. Se los comparto:

  • Hacer la maleta para el hospital: Con lista en mano termina de juntar lo necesario para los días de hospital que se acercan. Pijamas, pañales y cosas de aseo personal entre otras cosas. Encuentra una lista completa de ayuda haciendo clic aquí.
  • Papeles a la mano: Si son desorganizadas como yo, es hora de juntar todos los exámenes y ecografías del embarazo en una carpeta. Tenerla a la mano y llevarla al hospital.
  • Mercado listo si es posible: Con un bebé nuevo en casa hay mucho trabajo por hacer. Tener comida lista es una buena alternativa para no tener que pensar en eso también.
  • Últimas discusiones con la pareja: es importante dejar claro cómo va a funcionar la casa en los días que se aproximan. Quiénes van a visitar, quién se encargara de los otros niños, etc..

En mi reposo de 4 meses confieso que estoy cerca de enloquecer en estos últimos días. Mi embarazo no llegará a termino por mi condición y aun así siento que este mes se congeló el calendario. Más aun cuando el Doctor te dice que en cualquier momento es tu día. Te despiertas y piensas ¿será hoy? Se acaba el día y piensas ¿será mañana? Y así sucesivamente… Estoy muy feliz de estar tan cerca de conocer a Olivia y a la vez triste de que terminó. Ya ni me entiendo, así que los dejo que no se si mañana sea mi día… ¡Besos y gracias por leer!

Leave a Comment