Compra en nuestras tiendas

Mi días en reposo: Para lo que no te gusta, ni que te regalen el tiempo.

Pasar un tiempo en casa y de descanso termina siendo el sueño de muchas personas hoy en día con el tren de vida que llevan. Confieso que hacía parte de ese grupo con la presentación de un programa, una emisión de noticiero diaria, ejercicio, mi esposo, mis perros, mi carrera de modelaje y dormir. Poco era el tiempo disponible para atender otras responsabilidades y estar con mi familia. Sin embrago, la cosa cambia cuando unos días se vuelven meses y el descanso se vuelve una exigencia.

Mis primeros 15 días de reposo fueron de absoluta quietud y cuidado. Una vez volví al Doctor y vio la buena evolución de mi estado era hora de enfrentar mi nuevo reto: Cómo no enloquecer 4 meses en mi casa con la mínima exigencia física. No había duda que mis condiciones no iban a cambiar y era mejor tener un plan, así que empecé a oír sugerencias de mis familiares y amigos:

Unos opinaron que me dedicara a los estudios y diplomas a través de la web. Maestrías, cursos libres, otro idioma y cualquier cosa. Mis amigas artistas que lo mío podía ser la pintura en óleo. Mis tías sugirieron aprender a tejer, cocinar con esas recetas de 30 segundos en las redes sociales. Finalmente, mis contadores dijeron que era el momento perfecto para ponerme al día en mis documentos. Mis primos adolescentes obviamente dieron la alternativa que jugara cualquier consola. Todos coincidían un dormir y ver NETFLIX sin parar. Se morían de la envidia y yo solo reía.

Todos tenían buenas intenciones, pero hablemos de la realidad. No soy artista, odio el tema de los contadores, no es el momento para estresarme con estudios, exámenes y entregas. Las consolas de video juegos son de otra generación que entienden  los controles  y cocinar es el departamento de mi amado esposo. Quiero decir que para lo que no me gusta ni que me regalen el tiempo para hacerlo. Rescate propuestas y me hice mi propio plan:

–       Aprendí a soltar: Me dolió hasta el fondo de mi corazón no volver a mi trabajo en este tiempo. Extraño mi rutina y mis compañeros pero ante la situación no tengo más opción. Lo mismo sentía con mis otros compromisos de modelaje que no puedo cumplir. Llamé a explicarles mi situación a mis jefes y cuando colgaba sentía tristeza pero luego descanso. Ya por lo menos sabían que no podían contar conmigo y yo había soltado aquello que por ahora no podía cargar.

–       Armé mi rutina:  Resulta sano tener horarios para cada cosa y seguirlos. Me levanto a la misma hora, desayuno, me baño, hago las terapias etc. Parece obvio o ridículo pero me funcionó. Me prohíbo ver televisión por el día, sólo radio y música y así las noches quedan para el cine y las series. Tampoco me permito dormir en el día y  me ayuda a evitar el insomnio.  No hago mucho pero lo hago siempre igual.

–       Pedir ayuda sin pena: Me volví una vergüenza pidiéndole ayuda a mi mamá, esposo y amigos. El mercado, pagos, mis mascotas y la organización de la casa en general son resueltos por otras personas. De verdad que siento pena, pero su generosidad conmigo ha sido infinita. Gracias a ellos acá sigo.

–       La tecnología  ayuda: Me armé  de aplicaciones de domicilios y servicios que hacen las cosas mas sencillas. Plataformas bancarias, de compras y soluciones son mis mejores aliadas.

–       Aprendí  a coser: La tejida no me llamó la atención pero el punto en cruz sí. Mi mamá  con mucha calma se dedicó a explicarme y paso ratos largos cosiendo baberos para Olivia. Antes eran los mándalas pero los reemplacé por la aguja y el hilo.

–       Leer, escribir y oír música: Todos los días sin falta repito estas actividades que con el agite laboral iba perdiendo. De ahí salen estas publicaciones que comparto con ustedes semanalmente.

–       No desconectarse: Hablo con mis amigos y familiares constantemente por teléfono y vienen a mi casa a verme. Así no me siento sola o desconectada. Aunque no salgo ni a la esquina me siento cerca de ellos.

–       Listas: Hago listas de mis actividades que me propongo en el día y las cumplo.

–       Mente Positiva y relajación: He tenido durante este tiempo mucha angustia y dudas sobre el futuro. Trato de evitar estos pensamientos y reemplazarlos por relajaciones y positivismo.

–       Agradecer: No pasa un día sin que agradezca su inicio y la paciencia para el que sigue. Agradezco la comida, la compañía y el descanso. Pido entender para qué la vida me ha concebido este tiempo y que cuando acabe me deje su lección.

 

Mi tiempo en REPOSO no ha finalizado pero sí he recorrido la mayor parte de él. Al final solo les puedo decir que el aguante sale del AMOR. Amor, que siento por mi hija que viene en camino y el amor que siento hacía mi de cada persona que ha estado pendiente. El mundo, y más últimamente, esta lleno de situaciones  extremadamente difíciles  para tantas personas que esto es una bobada. En reposo puse mi carrera y mi afán de hacer muchas cosas por la mejor recompensa de todas.

Espero que mis consejos les sirvan a tantas mujeres que pasan por lo mismo y a las que las complicaciones toman por sorpresa. Cambiar nuestras rutinas y planes siempre nos dejan una enseñanza.

Me despido hoy con una frase celebre de Sofía Loren, luego de haber perdido dos hijos y pasar sus dos siguientes embarazos siempre acostada. Siento lo mismo que ella y eso que Olivia no ha nacido. Cuando la vea hasta de pronto repito. ¡Ya veremos!!

“Si hubiera tenido que ir al Polo Norte y vivir en un iglú durante nueve meses de espera, lo hubiera hecho sin duda”.

¡GRACIAS MAU Y MAMÁ  por no desampararme ni un solo día! ¡LOS AMO!

This post has 6 Comments

  1. oriana on 5 Agosto, 2016 at 7:22 pm Responder

    Ya falta poco.
    Lo mejor está por venir!
    Exitos y buena energía para esa pancita!!

    • Julieta Piñeres on 18 Septiembre, 2016 at 3:15 am Responder

      Gracias por tu comentario y por leer ! un beso grande

  2. Lisa on 6 Agosto, 2016 at 9:34 pm Responder

    Hermoso post, realmente necesario por situaciones en las que debo vivir durante estos días, y si, sin duda lo que haya que hacer por nuestros bebés y nuestra salud. Gracias por dedicar tu tiempo para compartir con nosotras tu experiencia, créeme q en lo personal me da alientos para sobrellevar el largo camino q aún me espera 🙂

    • Julieta Piñeres on 18 Septiembre, 2016 at 3:16 am Responder

      Lisa que mensaje tan lindo ! No sabemos lo fuerte que somos hasta que nos enfrentamos a lo inesperado. Mucha suerte en tu camino. Gracias por leer. Besos

  3. Nataly on 10 Septiembre, 2016 at 6:21 pm Responder

    Julieta graciasss por todos tus consejos me han servido mucho y son muy inspiradores, porque estoy pasando por una situación similar. Gracias, Olivia es hermosa!!

    • Julieta Piñeres on 18 Septiembre, 2016 at 3:18 am Responder

      Nataly hola ! espero que todo haya salido bien.. toda mi buena energia y fuerza para ti.. gracias por leer..besos

Leave a Comment