Compra en nuestras tiendas

Consejos de seguridad para bebés y niños cerca a piscinas

 

Escrito por: D.I. Eduardo Medina – Morada Segura

Piscinas seguras

Una piscina segura debe tener un cerramiento de minimo 120 cms de altura con una puerta de cierre automático. Las rejillas no pueden ser planas, deben ser en forma de domo y estar en buen estado. Antes de entrar a la piscina ubica el botón de apagado de emergencia, el gancho pastor y el aro salvavidas.

Los niños deben estar siempre en compañía y bajo la supervisión visual permanente de un adulto, incluso si en la piscina hay un salvavidas. Cuando hablamos de visual, hacemos énfasis que los menores siempre deben estar a la vista de los adultos, no es suficiente con estar cerca, oyéndolos pero no viéndolos. No te distraigas con el celular, una revista, música, entre otros. Con los bebés, el adulto debe estar en contacto directo permanente dentro del agua.

Si hay varios adultos en la piscina, asigna turnos para supervisar a los niños. Es importante que quede claro quién de todos los adultos es la persona encargada. Si la persona que está supervisando debe retirarse del lugar, primero debe encontrar un relevo.

Enseña a tus hijos a no tenerle miedo al agua sino respeto. Aprender a nadar es muy importante, pero no te confíes, así tus hijos naden muy bien, ten presente que incluso las personas adultas que saben nadar se pueden ahogar.

Tanto fuera como dentro de la piscina, los niños deben comportarse de una manera correcta. No permitas que corran alrededor de la piscina, ni que salten a ella desde mesas, árboles, sillas, entre otros. Dentro de la piscina prohíbe juegos como: retos de aguantar la respiración bajo el agua, pirámides humanas, juegos de hundirse el uno al otro, entrar a la piscina con ropa o disfraces, entre otros.

Ten en cuenta que los flotadores para niños no son elementos de seguridad; no están diseñados para prevenir ahogamientos.

Pónle a tus hijos gorro de baño, para evitar que el pelo suelto se pudiera enredar en las rejillas de la piscina. Ensénales a no jugar con las rejillas, válvulas y mecanismos de funcionamiento de las piscinas en general.

Saca a los niños de la piscina si llevan mucho tiempo dentro, si manifiestan signos de cansancio o si han recibido mucho sol.

¡Felices, divertidas y seguras vacaciones!

Tags:

Leave a Comment