Compra en nuestras tiendas

Desarrollo y comportamiento de niños de 3 años y más

 

Creado por NESTLE® Colombia

Escrito por Sandra Patricia Aguja 

Al cumplir su tercer año, tu hijo dejará de ser un bebé e iniciará con una de las etapas más emocionantes en su desarrollo, ya que ingresará al colegio y con su vida de preescolar emprenderá nuevos caminos, así como actividades que lo llevarán a escalar un peldaño más hacia su autonomía.

La vida es una aventura, ese pareciera que fuera el lema de todo niño a sus 3 años. Durante su desarrollo y madurez psicomotriz, esta una de las edades más activas, especialmente por otros logros alcanzados y que lo hacen consciente de su individualidad. Por ejemplo, debe estar usando los cubiertos y comiendo sin ayuda, por lo que es el momento ideal para que le enseñes el buen comportamiento en la mesa. Posiblemente ya no use pañales, incluso para dormir, y además se esté iniciando en el arte de vestirse y desvestirse solo y de seguir algunas rutinas, así como ciertas normas. Por último, te darás cuenta que sus movimientos son ahora más asertivos, por lo que caminará a la perfección y lo verás saltar con los pies juntos, correr, lanzar una pelota y subir y bajar escaleras sin apoyo y con mayor seguridad.

 

¿Cómo estimular su camino hacia su individualidad? 

Aprovecha cada instante con tu hijo, porque a pesar de creer que puede hacerlo todo solo, te buscará en sus momentos de duda. Por eso, respóndele cada vez que te pregunte algo, con palabras que pueda entender, y enséñale a expresar sus sentimientos. Además, disfrázate con él y llévalo a asumir roles que le permitan imitar situaciones de la vida real, ya que su mundo estará dominado por historias de fantasía e imaginación. Como sus movimientos son cada vez más acompasados, le encantará bailar al ritmo de la música, pero también cantar, por lo que es hora de tenerle en casa toda una colección de canciones infantiles, para que amplíe su vocabulario y mejore su lenguaje y comunicación.

Para incitar su habla, otra alternativa es leerle cuentos y hacerle preguntas. Con esta sencilla actividad tu hijo comenzará a armar frases de 3 a 5 palabras, contará historias y entablará conversaciones. Además, aprenderá nuevos conceptos como los colores, los números o las formas e identificará los nombres de algunos objetos y animales.

Si quieres estimular su motricidad fina, ponlo a armar rompecabezas sencillos de fichas grandes, al igual que torres y piezas para encajar. Bajo tu supervisión, déjalo utilizar las tijeras (de puntas redondeadas) y deja que recorte cuanta revista quiera. También es importante que le facilites lápices y colores, así como el espacio y los materiales necesarios para que dibuje a su antojo sino quieres encontrar sus obras de arte en paredes, puertas y otros etcéteras de tu casa. Otros juguetes importantes a esta edad, son todos los de manualidades y de modelado en plastilina.

 

¿Cuándo debes preocuparte?

Recuerda que cada niño es único, por lo que tu hijo no es la excepción y adquirirá sus habilidades en su tiempo. Sin embargo, como todos los pequeños pasan por las mismas etapas de desarrollo, existen unos indicadores que pueden ponerte sobre alerta, en el caso que no adquiera ciertas habilidades a sus 3 años. Por ejemplo, no camina con cierta seguridad, se cae mucho y se le dificulta subir y bajar escaleras. Su lenguaje es poco claro y utiliza palabras y no oraciones cuando habla. En sus juegos no incorpora la imaginación ni la imitación, no lanza una pelota con su pie o mano, no salta sobre un mismo lugar, no toma el lápiz entre el pulgar y los dedos, y no muestra interés por jugar con otros niños.

En caso de que algo te preocupe sobre el desarrollo de tu niño o niña, lo más aconsejable es acudir a tu doctor de confianza, pero recuerda que no todos los niños son iguales, unos se desarrollan más rápido que otros. Cada caso es individual e independiente del otro.

Tags:

Leave a Comment